La estrategia de Responsabilidad Social de AES está basada en un modelo de competitividad responsable que busca generar un triple beneficio, al tomar en cuenta a las personas, al ambiente y al negocio. Las operaciones de AES respetan el ambiente al proveer energía limpia y contribuyen con la sociedad panameña y la economía del país al ofrecer de manera sostenida los precios más baratos en el mercado eléctrico local, para a su vez entregar retornos generados de forma responsable para sus accionistas, que incluyen, al Estado panameño que mantiene el 51% de las acciones de AES Panamá.

La empresa ha definido una estrategia de inversión social inclusiva, con prioridad geográfica en las poblaciones donde están ubicadas sus plantas, generalmente áreas rurales y con acceso limitado a servicios públicos básicos. La inversión social de AES Panamá, apoya principalmente iniciativas sostenibles de educación en temas de Energía, Seguridad y Ambiente, que a su vez contribuyan a instalar capacidades, que aumenten las oportunidades y procuren la empleabilidad de la población por medios de entrenamientos, transferencia de tecnologías, emprendimientos y micronegocios.

 

Nuestras contribuciones a las comunidades a las que servimos están enfocadas en apoyar a los niños, la educación y la salud. Apoyamos proyectos diseñados para mejorar la calidad de la educación en las escuelas públicas y animar a los estudiantes a permanecer en la escuela.

Dada la naturaleza de nuestro negocio, AES está profundamente comprometida con la protección del medio ambiente, es por eso que en AES mantenemos las tres R (reducir, reutilizar y reciclar) en todas nuestras operaciones.

Sabemos que nuestras acciones por sí solas no pueden resolver todos los problemas de hoy, pero estamos convencidos de que si cada uno de nosotros hace su parte, podemos asegurar un futuro mejor para las generaciones venideras.